Es posible que necesitemos importar tiempos adquiridos en un sistema, ya sea para reconstruir una carrera, o bien por algún problema en la misma. En el siguiente artículo veremos como realizar importaciones predefinidas de tiempos, así como también el paso a paso para importar un genérico.


Formato predefinido.

 


RUFUS admite 3 formatos predefinidos de importación de datos: .csv de Chronotrack, .txt de IPICO y .tag de sistemas clásicos de MACSHA. Seguiremos el mismo procedimiento para importar datos en cualquiera de estos formatos predefinidos. 

Luego de abrir el archivo seleccionado, veremos una pantalla donde podremos elegir los puntos de control a los cuales le asignaremos los tiempos importados. De la misma manera que con una adquisición, podemos configurar un tiempo de rebote.



¡CUIDADO!:
Debemos tener especial cuidado a la hora de importar y asignar los puntos de control, ya que podríamos asignar tiempos a un punto de control equivocado. Del mismo modo que debemos cerciorarnos que estemos ingresando un tiempo de rebote adecuado antes de realizar la importación.


NOTA:
Es buena practica eliminar los archivos de backup del equipo luego de cada carrera, esto te facilitara el trabajo de encontrar un archivo de backup cuando lo necesites. También puedes guardarlo como respaldo de la carrera en una carpeta en tu PC. 


Obtener desde archivo genérico.

De la misma manera que un archivo de formato predefinido, podemos importar cualquier archivo .txt o .csv de tiempos en cualquier formato, editando las reglas de parseo.

Primero debemos indicar si los datos del archivo tienen un tamaño fijo, o bien están delimitados.


Tamaño fijo.

Significa que nuestros datos tienen un tamaño fijo, independientemente de la longitud de nuestros datos, el tamaño del dato será el mismo. Para separar los datos, utilizamos el mouse, marcando los limites de nuestros datos de manera gráfica en la pantalla.



Si marcamos correctamente los datos y su longitud. Podríamos ver en la pantalla siguiente los datos separados en columnas. Las cuales procederemos a asignarle su campo correspondiente, al igual que lo hacemos al importar una base de datos.

Si se ha realizado el procedimiento de separación y asignación de campos, veremos la pantalla final de la importación, donde tendremos que de la misma manera que con un archivo de formato predefinido, asignar el punto de control y el tiempo de rebote correspondiente.


Delimitado.

La ventaja que tiene un archivo en los cuales sus campos están delimitados por un carácter es que la separación de los campos se realiza de forma automática, lo único que debemos indicarle a RUFUS, es cual es el carácter que delimita los datos (tabulación, coma, punto y coma, etc). Puede ser cualquier carácter el que divida los campos de datos.



Veremos al indicar cual es el carácter delimitador que los datos del archivo adquieren una forma de columna legible si este proceso se realizo correctamente. Presionamos el botón "Siguiente", donde la próxima pantalla nos pedirá que le asignemos un campo a cada columna, al igual que en el caso de los archivos de campos de tamaño fijo.